Balance anual de la plataforma TransparEnt Valencia

Las entidades no lucrativas de Valencia necesitan contar con modelos de buenas prácticas en comunicación y transparencia. Esta es una de las principales conclusiones del Cuarto Informe TransparEnt-Valencia en el que se hace balance un año después de la presentación de la plataforma TransparEnt adaptada a la legislación autonómica de Valencia.

El día 27 de noviembre de 2017 se presentó en el Hemiciclo del Ayuntamiento de Valencia la plataforma TransparEnt, conceptualizada y desarrollada para que las entidades sin ánimo de lucro de Valencia cuenten con un procedimiento de autoevaluación y mejora de su transparencia.

El procedimiento está adaptado a la legislación de transparencia de Valencia y tiene en cuenta aspectos cualitativos que, si se aplican, mejoran la comunicación de las entidades en su conjunto. Por otra parte, la implantación de estas prácticas de transparencia optimiza también la gestión de las organizaciones, ya que implican cambios en las rutinas y procedimientos de trabajo, así como en los flujos de información.

Además, la plataforma ofrece ejemplos de buenas prácticas. A lo largo de este año de trabajo se han publicado ejemplos de buenas prácticas de comunicación en las webs y, especialmente, mediante la utilización de audiovisuales.

También se ha impartido formación sobre transparencia y sobre la utilización de la plataforma y el procedimiento de autoevaluación y mejora que ofrece. La formación ha sido impartida unas veces por el mismo equipo que ha desarrollado la plataforma web y otras, por la Fundació Horta Sud. En este año, el Ayuntamiento de Valencia ha publicado una  Guía de Transparencia para Entidades no Lucrativas, con explicaciones, ejemplos e información sobre recursos.

Finalmente, acaba de publicarse el Cuarto Informe TransparEnt-Valencia en el que se hace un balance de la utilización de la plataforma. Actualmente la están utilizando 83 entidades que mayoritariamente son asociaciones que tienen su sede en la ciudad de Valencia. También son mayoría las entidades del sector social que trabajan en el ámbito autonómico, con un número elevado de personas asociadas pero, en general, con pocas personas voluntarias. Las entidades que utilizan mayoritariamente la plataforma son las que tienen más recursos y una proyección social más amplia.

El informe apunta la necesidad de continuar con estrategias de difusión que permitan a las entidades detectar sus carencias y conocer modelos de buenas prácticas en  comunicación transparente. También señala que ese proceso debe realizarse con el  acompañamiento de asesoramiento experto para que las entidades puedan adaptar esos modelos a sus necesidades.

Por último, constata que aunque las entidades manifiestan estar interesadas en hacer una buena comunicación y en ser transparentes, tienen todavía una importante falta de conocimientos y que no hay una cultura de transparencia suficientemente extendida.